“CUANDO UN HOMBRE O MUJER PLANTA ARBOLES A CUYA SOMBRA SABE QUE NUNCA HABRA DE SENTARSE, HA COMENZADO A ENTENDER EL SENTIDO DE LA VIDA”.































domingo, 5 de agosto de 2012

LITCHI, SUS BENEFICIOS Y PROPIEDADES





El litchi poco a poco va ganando un lugar en nuestra alimentación, pero aún no se conoce mucho acerca de esta fruta. Por ello, una buena forma de variar nuestra ingesta de frutas y con éstas, sus valiosos atributos, es conocer su composición, sus vitaminas, minerales y sus aportes a la salud del organismo, ya que este fruto tiene propiedades nutricionales, que convierten al litchi en un pequeño pero poderoso alimento con diversas cualidades.
El litchi es bajo en grasa y una importante fuente de vitamina C.

Se trata de una fruta dulce, fácil de comer, con un alto contenido en agua lo que hace que su aporte calórico no sea muy elevado, pudiendo ser usadas en dietas de adelgazamiento y para mantener la línea.

Posee semillas y pulpa con fibra que la hacen muy apta para usar como laxante natural. Además, su escaso aporte graso hacen que el litchi pueda ser usado en dietas de adelgazamiento ya que su exótica apariencia, aroma floral que se desprende al consumirlo atrapa al paladar de cualquier individuo que desee tomar algo dulce, con la gran ventaja de tener un aporte reducido de calorías y grasa a la vez que un gran valor nutricional.

Al poseer bajo contenido en grasa, ausencia de colesterol y ser fuente de vitamina c que inhibe la oxidación del colesterol malo (LDL), impidiendo que éste se deposite en las paredes de los vasos sanguíneos; hacen de este fruto un alimento ideal para utilizar en casos de hipercolesterolemia, hipertensión y riesgo cardiovascular.

Por su alto contenido en vitamina C, está especialmente recomendado para aquellas personas que tienen mayor riesgo de sufrir carencia en dicha vitamina; bien por no tolerar los cítricos, pimientos u otros vegetales que son fuente de dicha vitamina o por tener las necesidades de esta aumentadas, cosa que ocurre en periodos de crecimiento, embarazo, lactancia materna. Por todo esto el litchi es adecuado tomarlo en etapas de crecimiento, embarazo y lactancia.

Otras situaciones de la vida también requieren de un aporte extra de vitamina C, nos referimos al caso del abuso del alcohol, tabaquismo, empleo de ciertos fármacos, el estrés y defensas disminuidas, actividad física intensa, cáncer, sida y ciertas patología digestivas, lo que hace del litchi una fruta ideal para ser consumida por personas con cáncer sida, deportistas, patologías digestivas, defensa bajas, estrés, fumadores.

No debemos olvidar que la vitamina C interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a infecciones.

Al proporcionar ácido fólico, el litchi es muy aconsejable para mujeres embarazadas, ya que un déficit de esta vitamina en los primeros meses de embarazo provoca en el futuro bebé defectos del tubo neuronal (anencefalia, espina bífida).

Los niños también necesitan unos requerimientos en folatos altos, por lo que es aconsejable incluir las espinacas en su dieta.

En lo que se refiere a su contenido mineral, esta fruta destaca por su aporte en potasio, el cual es necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso, para la actividad muscular normal e interviene en el equilibrio del agua tanto dentro como fuera de la célula. Además de intervenir en el metabolismo de las proteínas y carbohidratos.

Es fuente de magnesio, el cual se relaciona con el funcionamiento del intestino, nervios y músculos, forma parte de los huesos y dientes, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante.

Aporta también calcio que es esencial para el mantenimiento de los huesos, para el crecimiento en general, funciones estructurales y participa en funciones del sistema nervioso.

También posee cieta cantidad de zinc el cual esta implicado en la síntesis del ADN.



Es conocida también como ciruela china y es considerada una de las frutas más exquisitas por su sabor y textura.

Los litchis desecados presentan un sabor dulce que recuerdan a la uva pasa.

Conforme a la medicina tradicional china, el litchi tonifica la sangre y aumenta el yang, lo que hace que esta fruta no sea indicada para personas con el yin débil.

En Tailandia se producen variedades que carecen de la semilla, pero los frutos son de menor tamaño.

En Madagascar se usa como bebida preparada para aperitivo.

En China es muy apreciada la miel obtenida de las flores del litchi.

Según la medicina tradicional China, ingerida en cantidades moderadas, la pulpa de esta fruta promueve los fluidos corporales y favorece a la sangre. Es un buen antiinflamatorio y está indicado en casos de polidipsia, hipo, dolores de estómago, carbunco, dolores de muelas, hemorragias externas, hernias, para eliminar la tos y tratar ciertos problemas glandulares.

La cáscara, por otra parte, se utiliza contra la disentería y los eczemas, mientras que la corteza de la raíz se usa para curar hernias e hinchazones.

Las semillas tienen acción analgésica y las flores calman los dolores de garganta. Para obtener sus efectos, se puede consumir como cocimiento o macerados en vino.

Externamente debemos machacarla y aplicar la pasta, o bien hacer polvo con ellos. La corteza hueso y raíz se cuecen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada