“CUANDO UN HOMBRE O MUJER PLANTA ARBOLES A CUYA SOMBRA SABE QUE NUNCA HABRA DE SENTARSE, HA COMENZADO A ENTENDER EL SENTIDO DE LA VIDA”.































sábado, 10 de diciembre de 2011

LO QUIERO Y LO CONSEGUIRÉ


Lo quiero y lo conseguiré, esta es la Historia de Henry Ford narrada en el libro de Napoleón Hill, Piense y Hágase Rico, donde resalta la determinación de Ford y la seguridad que tenía de la imagen que había creado del motor V-8
 Cuando Henrry Ford decidió fabricar su famoso motor V-8, optó por construir un dispositivo en el que fuesen fundidos los ocho cilindros en un bloque, y así dio instrucciones a sus ingenieros para que diseñaran tal motor. Y efectivamente, se realizaron los planos..., sobre el papel, claro está, pero los ingenieros convinieron al unísono en que era completamente "imposible" fundir en una sola pieza un bloque con ocho cilindros.
 Ford dijo:
 -De todas formas, fabríquenlo.
 -¡Pero si es imposible! –replicaron ellos.
 -Adelante –ordenó Ford-. Y dedíquense a esa labor hasta que logren el éxito; sin importarles el tiempo que puedan tardar.
 Los ingenieros siguieron adelante. No les quedaba más remedio que hacerlo así si deseaban seguir perteneciendo a la "Ford". Transcurrieron seis meses y nada sucedió. Pasaron otros seis y la cosa seguía igual. Los ingenieros probaron todo plan posible para ejecutar los órdenes de Ford, pero no hacían más que tropezar con la palabra "¡Imposible"!.
 Al final de aquel año, Ford se reunió con todos sus ingenieros y nuevamente le informaron que no había forma, humanamente posible, de llevar a cabo sus deseos.
 -Aún así –replicó Ford-, les ruego que prosigan con sus esfuerzos. Quiero ese bloque y lo conseguiré.
 Le obedecieron, y entonces, como respondiendo a un golpe de varita mágica, se descubrió el secreto.
 ¡La fuerte determinación de Ford había vencido una vez más!
 Puede que la historia que antecede no se describa aquí con absoluta exactitud en cuanto se refiere al tiempo, pero si es correcta su suma y sustancia. Usted que desea meditar y hacerse rico, deduzca de ella el secreto de los millones de Ford, si puede, naturalmente hacerlo. No tendrá que buscar mucho, ni tampoco ir muy lejos para hacerlo así.
 Henry Ford fue un hombre de éxito porque comprendió y "aplicó" los principios del mismo: Uno de estos es el deseo, saber lo que uno quiere. Recuerde usted esta historia de Ford a medida que vaya leyendo y escoja las líneas en las que sea ha descrito el secreto de sus maravillosos éxitos. Si puede usted hacer esto, si es capaz de colocar su dedo índice sobre el particular grupo de principios que hicieron rico a Ford, podrá igualar los logros de aquél hombre en todo campo para el que esté particularmente dotado.

Esta es la pregunta que te debes hacer, ¿Que es lo que realmente deseo? y escribelo, haz una lista de la 20 cosas que más desees tener en tu vida, despues ordena tu lista con prioridades, repasa esta lista como si ya lo tubieras, Estoy tan Feliz y Agradecido ahora que tengo (tu deseo) y lo que darás a cambio, repitelo todos los dias, crea las imagenes de tu deseo y será la forma más eficiente de conseguirlo. El agradecimiento y el dar es fundamental en el Exito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada