“CUANDO UN HOMBRE O MUJER PLANTA ARBOLES A CUYA SOMBRA SABE QUE NUNCA HABRA DE SENTARSE, HA COMENZADO A ENTENDER EL SENTIDO DE LA VIDA”.































sábado, 28 de julio de 2012


Tunkashila, desacelera el ritmo de mi vida.
Aun así el latido de mi Corazón por calmar mi vida.

... Disminuye mi paso en una visión de eternas extensiones del tiempo.

Dame la calma en medio de la confusión y la estabilidad de las antiguas montañas.

Rompe mi tensión con la música serena del canto de los pájaros.

Ayúdame a conocer el poder mágico del sueño.

Enséñame el arte de tomar pequeños descansos, ralentizar mi ritmo para ver una flor, acariciar a un animal, y leer las estrellas.

Recuérdame la fábula de la liebre y la tortuga, ya que podemos aprender que en una carrera no siempre ganan los que van más rápido, y que en la vida se puede hacer algo mejor que el aumento de su velocidad.

Levántame la mirada al Gran Árbol de Roble y saber que se ha convertido en grande y fuerte porque creció lentamente y bien.
 Desacelera el ritmo de mi vida Gran Espíritu, e inspira a hundir mis raíces para que pueda volar a las estrellas en mi mayor destino.

 Fuente:  Lakota Sioux

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada