“CUANDO UN HOMBRE O MUJER PLANTA ARBOLES A CUYA SOMBRA SABE QUE NUNCA HABRA DE SENTARSE, HA COMENZADO A ENTENDER EL SENTIDO DE LA VIDA”.































miércoles, 21 de noviembre de 2012

SENTIR, CREAR E INCREMENTAR LA ENERGÍA REIKI (Ejercicio)




Este ejercicio es mucho fácil y así podremos sanar con más rapidez y al mismo tiempo incrementar nuestro canal energético, aumentar nuestra confianza y saber que aunque seamos o no seamos reikistas somos portadores de la inmensa energía sanadora. Porque un ser que se mueve, vive y late su corazón es y tiene energía de la forma más natural pero hay quien expresa solamente un 3% -5% de energía y los hay quienes expresan 20- 30 % de energía cuanto más felices y satisfechos somos más energía movemos y de ella nos alimentamos. Empezamos con el simplísimo ejercicio apto para todo el mundo.

1º poner las manos juntas y frotarlas como si algo bueno nos fuera a suceder o como si quisiéramos que nos tocara la lotería. Frótenselas un mínimo de tiempo de diez segundos a un máximo de veinte segundos. Esto hace que se activen los puntos térmicos de la mano y al mismo tiempo se estimulen energéticamente algunos de los meridianos que desde las manos recorren ciertas partes del cuerpo.

2º mantengan por el tiempo de diez o veinte segundos las manos juntas con los dedos bien estirados y las yemas de los dedos de la mano derecha en contacto con las yemas de los dedos de la mano izquierda (manos relajadas y sueltas) sientan el calor de las manos y el hormigueo.

3º Separen solamente dos milímetros las manos y sientan como se incrementa el calor en la zona libre que hemos dejado entre las manos. Mediten en ello otros diez segundos.

4º Vuelvan a separar otros dos milímetros y meditación. O sea cada diez segundos separar las manos dos milímetros pero siempre meditando y sintiendo el calor que estamos acumulando entre los espacios de las manos.

5º Si se prefiere durante este proceso una persona puede imaginar o visualizar un núcleo de luz o un punto de luz o un pequeño sol entre nuestras manos eso nos ayuda mucho pero muchísimo a crear, acumular y mover mucha energía sanadora. (los dedos siempre han de estar sueltos y relajados como si tuviéramos entre las manos una pompa de jabón pero del cristal más finísimo que nos podamos imaginar, hay que tener delicadamente esta pompa de finísimo cristal entre nuestras manos con la más alta sutileza porque si las separamos muy rápido puede caérsenos la pompa de cristal y si la apretamos mínimamente la presión como para aplastar un delicadísimo microbio podríamos aplastar la pompa de cristal y donde la más insignificante tensión podrían aplastarla. ¿Me entienden en lo que hay que meditar y la actitud que hay que tener con las manos? (brazos y espaldas relajadas)

6º Una vez que hayamos llegado a un separación (opcional para cada uno) pero doy un ejemplo: supongamos que la hemos separado en este precioso y meditativo ejercicio, unos quince centímetros y siempre y en todo momento concentrándonos y sintiendo esa energía y calor que hay en esa pompa de finísimo cristal. Cuando ya tenemos esa distancia, llevamos con muchísima delicadeza y suavidad (tienes todo el tiempo del mundo) llevarás las manos hacia; ejemplos: tus ojos, cara, cabeza, plexo, algún chakra en especial, al estómago, corazon y etc. (donde quieras) debajo mismo de tu nariz y respira esa energía con tres respiraciones profundas y visualiza que esa energía creada por tí se extiende y alimenta tu cuerpo.

Pero vamos a tomar como primera experiencia a vivir el ejemplo más básico de todos. Independientemente si la zona elegida está sana o bien hay algún dolor en ella si hay dolor sentiremos alivio si no lo hay sentiremos su energía calor u hormigueo en su centro en su interior.

Bien, elegimos una rodilla vamos a bajar suavemente las manos a la rodilla y vamos a abrazar con las manos la rodilla ojo sin tocar la rodilla solo poner las manos al rededor de las rodilla y hagan un movimiento suavísimo y casi imperceptible de un vaiven con las manos sobre la rodilla (el movimiento tiene que ser tan sutil que nadie puede darse cuenta que estás haciendo ese movimiento de vaivén. Pero tú si que lo estás sintiendo) ahora cierra los ojos (opcional) y centra toda tu atención en lo que está sucediendo en tu rodilla, sobre todo en el centro interno de la rodilla. Suele tenerse sensaciones de movimientos, de suavísimo cosquilleo, de un agradable calor que incrementa por segundos, de expansión de la rodilla. En fin puede tenerse muchas sensaciones.

7º Cuando hemos llegado a este punto viene la fase más potente y energética para la multiplicación del poder sanador:

1º Esta vez cierra los ojos

2º Visualiza el centro del universo como una luz energética, como el corazón de luz y energético del universo, como la energía de DIOS en potencia.

3º Una vez tienes en tu mente ese núcleo energético de luz y energía como centro del universo, creación y mantenedor al inhalar (por la nariz) visualiza que esta energía baja como un láser hacia tu coronilla.

4º Retienes unos segunditos la respiración y visualizas la energía en tu corazón, en tu plexo o en tu cerebro.

5º Exhalas (siempre la respiración ha de ser por la nariz) ojo cuando exhalas debe meditar que esa energía que has bajado viaja a través de tus brazos hasta llegar a las palmas de las manos y es entonces cuando en el último aliento de tu exhalación empujas mentalmente la energía desde el centro de las palmas de tus manos hacia el centro de la rodilla. Has de hacer esta respiración completa tres veces si más, mejor.
 Hay que imaginarse que al inhalar lo hace por la coronilla para absorber energías y al exhalar lo haces por las manos para mandar y empujar la energía.

En cualquiera de los casos tanto si hace sanación como si lo haces como un ejercicio al terminar llévate ambas manos a descansar cuatro dedos más abajo del ombligo, el TAN'TIEN es donde se guardan las energías y el proceso de respiración siempre el mismo inhalar trae energías, exhalar mandar o empujar las energías.

Si elegimos por ejemplo este: poner las manos debajo mismo de tu nariz y respira esa energía con tres respiraciones profundas y visualiza que esa energía creada por ti se extiende y alimenta tu cuerpo.

Podemos hacerlo tres veces cada día para promover en nosotros la juventud, la belleza y la salud.

Este es un ejercicio que todos los reikistas, sanadores- masajistas deberían aprender y hacerlo suyo y verán como con el tiempo será lo más sencillo y natural que existe.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada