“CUANDO UN HOMBRE O MUJER PLANTA ARBOLES A CUYA SOMBRA SABE QUE NUNCA HABRA DE SENTARSE, HA COMENZADO A ENTENDER EL SENTIDO DE LA VIDA”.































viernes, 19 de octubre de 2012

LA DIFERENCIA ENTRE REIKI E "IMPONER LAS MANOS"





A veces, Reiki se confunde con los denominados "curanderos" que usan imposición de manos para sanar dolencias específicas. Sin querer entrar en polémicas ni emitir juicios, hay varios aspectos de esta técnica que merecen comparación con Reiki.
El practicante de Reiki es meramente un canal. Esto implica varias cosas. Primero, la humildad para reconocer que somos meros instrumentos, "facilitadores" como se dice en inglés. La energía que un paciente recibe es la Energía Universal que nos rodea. No hay una transmisión de energía del practicante al paciente y en ningún momento el paciente recibe la energía del practicante.
De esta forma, garantizamos en todo momento que la energía que recibe el paciente es la más pura, sin mezclarse con las energías del practicante que pueden tener los aspectos negativos o desequilibrados de cualquier ser humano.
En Reiki, se subraya una y otra vez que la verdadera sanación la está llevando a cabo el mismo paciente. Repetimos: el practicante se limita a canalizar la energía, poniéndola a disposición del paciente para que la use para lograr su bienestar.

En Reiki, nunca usamos la palabra "curar". Reiki ofrece al paciente Energía Universal pero es la responsabilidad del paciente utilizar esa energía para su bien. Un practicante no puede forzar u obligar a un paciente en el proceso de sanación.
Finalmente, el uso de Reiki no es un "don" milagroso. Es una técnica transmitida de Maestro a Maestro. Nadie nace con la capacidad de dar Reiki y todos lo pueden hacer.

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada