“CUANDO UN HOMBRE O MUJER PLANTA ARBOLES A CUYA SOMBRA SABE QUE NUNCA HABRA DE SENTARSE, HA COMENZADO A ENTENDER EL SENTIDO DE LA VIDA”.































sábado, 15 de septiembre de 2012

ME PERMITO TENER MAS DE LO QUE NUNCA HUBIERA IMAGINADO

 
 
Cuando entra más dinero del que sale, cuando los nego­cios y las finanzas son mejores de lo esperado, el reto es querer pedir más.

Si piensas "Esto es demasiado; si sigue así, no podré hacer frente a este volumen de negocio, a estas responsabilida­des o a tanto trabajo", podrías frenar el proceso mucho más de lo deseado.

Luego, cuando llegue el reflujo natural, verás que tienes menos dinero o trabajo de lo necesario. Si te sientes inundado de trabajo, oportunidades, negocios o dinero, no frenes. Desafíate a pedir aún más. Entrégate al pensamiento ilimitado y amplía tu imaginación de lo que te es posible tener.

Cuando te encuentres en un ciclo ascendente, sigue abriéndote a más. Date cuenta de que, en la medida en que entra más abundancia, desarrollarás en tu vida nuevos procesos, fórmulas y estructuras para abordarla. Quizá decidas contratar personal, cambiar lo que haces y ampliar tu capacidad de abarcar a más personas.

Uno de los retos a los que te enfrenta­rás siendo más próspero, será hacer frente a todas las opciones, oportunidades y riquezas que encontrarás en tu camino. Serás desafiado a crecer, abarcar a más personas, proyectar tu trabajo a un espacio más amplio y aceptar más responsabilidad, poder y abundancia.

Deja que el dinero fluya – juego

1.- ¿Existe alguna área en tu vida que no funciona tan bien como hubieses deseado? Piensa, por un momento, cómo te gustaría que fuera esta área determinada. Recógete y escucha los consejos de tu interior acerca de lo que puedes hacer para experimentar lo que deseas en esta área. ¿Qué paso agradable podrías dar mañana mismo para empezar a seguir estos consejos?

2.- Recógete y sintoniza tu cuerpo físico. ¿Qué consejos interiores te ha estado transmitiendo para que tengas más salud o energía?
¿Qué paso agradable podrías dar mañana mismo para empezar a seguir estos consejos?

3.- Reflexiona sobre tus relaciones, incluida la relación con­tigo mismo. ¿Existe algo que no funciona tan bien como hubieses deseado?

Visualiza la experiencia que te gusta­ría tener.
 
(Nota: No puedes cambiar a las demás perso­nas, sólo a ti mismo. Con frecuencia, cuando cambias algo tuyo ‑tu actitud, tus perspectivas, tus actos‑ los demás cambian su respuesta hacia ti) ¿Qué rasgo tuyo podrías cambiar para mejorar la situación?

Deja, por un momento, que surjan ideas acerca de lo que podrías hacer para mejorar tu experiencia de esta relación. Ten la voluntad de actuar de acuerdo con estas ideas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada