“CUANDO UN HOMBRE O MUJER PLANTA ARBOLES A CUYA SOMBRA SABE QUE NUNCA HABRA DE SENTARSE, HA COMENZADO A ENTENDER EL SENTIDO DE LA VIDA”.































martes, 28 de julio de 2009

EL ESPIRITU EN EL INDIO AMERICANO, El silencio es la piedra angular del carácter.

sereia


- Cuanto más listo es un hombre más necesita que Dios le proteja de la creencia de que lo sabe todo.
- Si preguntas qué es el silencio te contestaré: !Es el gran misterio! ¡El silencio sagrado es Su Voz!. Y si preguntas cuáles son los frutos del silencio te diré: "El dominio de uno mismo, el auténtico valor y resistencia, la paciencia, la dignidad y la reverencia. El silencio es la piedra angular del carácter".
- La soberanía no es un privilegio que alguien pueda concederos. Es una responsabilidad que se lleva en el interior.
- La gente desea hasta tal punto conocer la espiritualidad que seguirá cualquier cosa que se le presente, pero, en realidad, si no comprende lo que está haciendo, lo único que consigue es lastimarse.
- La primera paz, la más importante, es la que surge del interior de las almas de los hombres cuando comprenden su relación con el universo y todos sus poderes, cuando comprenden que en el centro del universo mora Wakantanka y que ese centro, en realidad, está en todas partes y en el interior de cada uno de nosotros. - No haces preguntas cuando creces. Observas, escuchas, esperas y te llega la respuesta.
- Desde el principio hubo tambores que marcaban el ritmo del mundo: el sonoro oleaje incesante de la playa; las cuatro estaciones, sucediéndose una a otra; la llegada y partida de las aves; el oso que pasa durmiendo su etapa invernal. Insondable el por qué, pero todo en el momento exato. Observa el latido del corazón en tu muñeca, el redoble preciso del tambor de la vida. Si pierdes el ritmo, enfermas.
- Todo está dispuesto para ti. Tu senda está delante de ti. A veces es invisible pero está ahí. Quizás no sepas dónde vas, pero tienes que seguir esa senda. Es la senda hacia el creador. No hay otra.
- Yo soy el único responsable de mi alma si no obro bien. Yo tengo la culpa, no el otro. Nadie va a llevarte a la tumba más que tu mismo.
- Yo no pido en mis oraciones las cosas que me gustaría que ocurrieran, porque ningún hombre puede saber lo que es mejor para la humanidad. Así que rezo para que la voluntad de Dios me dé la sabiduría necesaria para aceptar Su forma de hacer las cosas.
- El hombre que mantiene su ser siempre en calma es imperturbable a pesar de las tormentas de la existencia. Tiene, según el sabio, la actitud y la conducta ideales en la vida.
Extraído del libro " La Sabiduría del Indio americano".

No hay comentarios:

Publicar un comentario